La actualidad taurina de Colmenar ha venido cargada de novedades en los últimos meses y la Feria taurina de los Remedios de este año nos trae cambios, algunos de ellos trascendentales para el futuro y el rumbo de la plaza en los próximos años.

El alcalde Jorge García lanzó en primicia, coincidiendo con la entrega de trofeos de El Rescoldo a los triunfadores de la Feria, una valiente y sorprendente noticia: la plaza de toros actual será derribada para construir en el mismo lugar un recinto cubierto multiusos de 8.000 localidades, para así celebrar durante todo el año diversos eventos culturales, deportivos… y, por supuesto, cada año, la Feria Taurina de los Remedios.

Como aficionado no me gustan las plazas de toros cubiertas porque se pierde la esencia de las corridas de toros con sol y moscas. Se extrañaría también el poder disfrutar del aire serrano y el habitual buen tiempo de cada agosto, aunque en contadas ocasiones sí ha aparecido la lluvia en forma de tormentas que obligaron a alguna suspensión.

Sin embargo, como colmenareño no puedo estar en contra de la época en la que vivimos ni dar la espalda a los múltiples usos que se le puede dar a la futura Corredera cubierta para el disfrute de todos.

Lo acepto, aunque me gustaría que al llevarse a cabo se tuvieran en cuenta aspectos importantes como que la cubierta fuera retrá ctil, no fija, y que su aspecto exterior, incluida la puerta principal, tenga un aire acorde con lo que tradicionalmente ha sido Colmenar, manteniendo nuestras raíces, dándole un sello de identidad del pueblo donde he nacido y del que tan orgulloso estoy.

Tras los últimos años de evidente ascenso en cuanto a resultados artísticos y que Colmenar necesitaba, de la mano de Mariano Jiménez y José Ignacio Ramos, en el concurso los técnicos de contratación del Ayuntamiento decidieron el cambio de empresa en favor de Circuitos Taurinos, con Carlos Zúñiga al frente.

El planteamiento de la próxima Feria ha sido muy bien acogido por los aficionados, considerando un acierto que en los cinco espectáculos programados haya diversidad de encastes -Santa Coloma, Albaserrada, Domecq, Atanasio y Núñez-, así como una combinación de figuras, toreros triunfadores de las grandes ferias y jóvenes valores del futuro.

Por último, otra novedad: cambio drástico en la presidencia y en los asesores que se subirán al palco los distintos días y que darán un aire nuevo a anteriores años. Ojalá que aquel lema de ‘suerte, vista y al toro’ se cumpla este año por el bien de la fiesta y del pueblo.

Desde el Rescoldo taurino de Colmenar, un fuerte abrazo para todos.

Máximo Pérez González
Presidente de la Peña Taurina «El Rescoldo»