A principios del pasado año 2020 nos sorprendió la pandemia del llamado Covid-19, que nos trajo un inesperado confinamiento domiciliario para evitar, en la medida de lo posible, el temido impacto del virus. Pese a ello y al resto de medidas sanitarias muy restrictivas, gran parte de la población no escapó al coronavirus y vivimos una oleada de hospitalizaciones y muertes que desbordó de tristeza cientos de miles de hogares.

El sector taurino fue de los que más sufrió por este obligado parón. La práctica totalidad de las ferias tuvieron que ser suspendidas, lo que obligó a muchos ganaderos a mandar sus camadas al matadero. El virus provocó la ruina dentro de una atípica y reducidísima temporada taurina.

En lo que nos toca a los colmenareños, su Feria y Fiestas de Remedios tampoco pudieron celebrarse. De la pandemia tampoco se libró la Peña Taurina ‘El Rescoldo’: hubo pérdidas personales y un frenazo obligado a nuestras actividades habituales, entre ellas la edición de este libro que, tras 25 años consecutivos, no creímos oportuno publicar ya que poco o nada había que celebrar.

Para colmo, en los primeros días de enero de este 2021, con la pandemia en pleno crecimiento, nos sacudió la borrasca ‘Filomena’ y con ella una impresionante nevada que causó enormes daños tanto en ciudades como en el entorno rural. El campo ganadero sufrió grandes pérdidas de las que tardará en recuperarse. Dice el refrán que ‘año de nieves, año de bienes’, algo que por el momento no se ha visto cumplido.

Todo sigue confuso en lo referente al sector taurino. Continúan sin arrancar las grandes ferias y las que se han celebrado lo han hecho lejos de su plenitud de años atrás. Por eso, es una inyección de optimismo y alegría ver como la nuestra de los Remedios va a ir adelante, con todos sus festejos, gracias al esfuerzo del ayuntamiento y del empresario Carlos Zúñiga al frente de una organización de altura. Un bonito cartel anunciador ha salido de los pinceles del pintor colmenareño Fernando Mirat con la imagen de Morante de la Puebla, uno de los grandes atractivos de la feria y que vuelve a Colmenar 19 años después. En las combinaciones, de gran aceptación, no faltan las figuras como tampoco las ganaderías y toreros locales.

Celebramos, por tanto, esta vuelta a la normalidad. Una normalidad a la que también ha querido sumarse nuestra Peña con la edición que de este libro que vuelve a dedicar un especial contenido a José Cubero ‘Yiyo’ en el 40 aniversario de su alternativa.

Cuando este año nos visite (aunque sea de forma especial) la Virgen de los Remedios, la pediremos con humildad que ayude cuanto antes a todos los que han sufrido de forma más dura el dolor de una pandemia desgraciadamente inolvidable. Y que este 2021 sea el preludio de una vuelta total a la normalidad y para que en 2022 el pueblo de Colmenar pueda volver a reunirse, sin límites ni temores, en torno a nuestra Patrona.

Máximo Pérez González
Presidente de la Peña Taurina «El Rescoldo»