Noelia Jiménez

A este final le falta un adiós

Irse sin decir adiós es el modo más certero de quedarse para siempre. Hay toreros que no se tocan la coleta por no cortarse un pelo. A otros, en cambio, las expectativas ajenas y los logros propios no les permiten cortar otra cosa que no sean orejas. Hablo –mejor: escribo– de Enrique Ponce. Y tiene bemoles el asunto. Que escriba yo, que la última vez que lo vi en un sarao de los que la COVID se llevó le confesé,…

Leer Más

El Cid: un camino irremediable hacia la Verdad

Pocas veces un torero ha sido capaz de hacer brotar a borbotones la sublimidad en el ruedo tantas tardes. Tantas faenas maestras. Tantos momentos de pellizcos en el pecho, de olés a garganta partida, de corazones ingrávidos en busca de un pañuelo blanco que redimiera sus ansias de vuelos infinitos. Como el músico que acaricia las cuerdas, con temple y a la vez con firmeza, para arrancarles las notas más puras y componer con ellas una melodía de esplendor indescriptible,…

Leer Más